Noticias

El aislamiento térmico es clave para reducir el consumo de energía y disfrutar de una vivienda confortable

El aislamiento térmico es clave para reducir el consumo de energía y disfrutar de una vivienda confortable

Vivimos tiempos en los que la sostenibilidad es una prioridad. Una de las claves para tener una vivienda sostenible es que la construcción cuente con un aislamiento térmico adecuado que le permita conservar la temperatura dentro de la casa con el menor coste posible. Para conseguir este efecto el diseño de las residencias debe tener en cuenta la incorporación de técnicas (ventanas de doble acristalamiento y puertas con sellado) y también materiales aislantes destinados a tal efecto como la lana de vidrio, la espuma de poliuretano, el plástico expandido, el corcho, la lana de roca, … Su presencia minimiza las pérdidas de calor en invierno y las ganancias de calor en verano.

El aislamiento térmico es esencial para mejorar la eficiencia energética de la vivienda, reducir los costes de calefacción y refrigeración, y también para disfrutar un ambiente interior más confortable. Las viviendas que se construyen con una hermeticidad y aislamiento térmico que cumple o supera los requisitos establecidos por el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) pueden considerarse de la mejor calidad.

Según un informe sobre uso eficiente de la energía del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), cerca de la mitad de la energía que se consume en una vivienda está destinada a la climatización (aire acondicionado en verano y calefacción en invierno). Pues bien, hasta un 30 % de esa energía se acaba escapando por los techos mal aislados o sin ningún aislamiento.

Las principales ventajas de la utilización de un eficiente aislamiento térmico son: evitar la pérdida de calor a través de paredes; mantener estable la temperatura del interior de la vivienda para garantiza el confort; y reducir en un 30% la inversión necesaria para la aclimatación de las estancias. Las pérdidas y ganancias de calor que se producen a través de elementos como fachadas suponen un 30 % del total energético consumido en una casa familiar.

1.- Beneficios del aislamiento en una vivienda

  • Mejor calidad del aire en el hogar
  • Mayor eficiencia energética
  • Reducción de alérgenos
  • Mejor ventilación
  • Disminución de costes en energía
  • Protección de las pertenencias de la humedad y las plagas

2.- Medidas más eficaces para aislar una vivienda

El Código Técnico de la Edificación (CTE) es el marco normativo que establece las exigencias básicas de calidad que deben cumplir los edificios en relación con los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad establecidos en la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE), es decir, para los requisitos básicos de “seguridad estructural”, “seguridad en caso de incendio”, “seguridad de utilización”, “higiene, salud y protección del medio ambiente”, “protección contra el ruido” y “ahorro de energía y aislamiento térmico”.

Estas exigencias se concretan en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE), que establece las condiciones que deben cumplir las instalaciones destinadas a atender la demanda de bienestar térmico e higiene a través de equipos y sistemas de calefacción, climatización y agua caliente sanitaria, para conseguir un uso racional de la energía. El RITE establece diversas exigencias en eficiencia energética, como por ejemplo:

  • Rendimientos energéticos en los equipos de generación de calor y frío, así como los destinados al movimiento y transporte de fluidos.
  • Condiciones de aislamiento en los equipos y conducciones de los fluidos térmicos.
  • Condiciones de regulación y control para mantener las condiciones de diseño previstas en los locales climatizados.
  • Utilización de energías renovables disponibles, en especial energía solar y biomasa.
  • Incorporación de subsistemas de recuperación de energía y aprovechamiento de energías residuales.
  • Sistemas obligatorios de contabilización de consumos en el caso de instalaciones colectivas.
  • Desaparición gradual de combustibles sólidos más contaminantes.
  • Desaparición gradual de equipos generadores menos eficientes.

A lo que se suman los Documentos Básicos de Ahorro Energético (DB-HE) que fijan las reglas y procedimientos que permiten cumplir las exigencias básicas de ahorro de energía, que se van actualizando con regularidad.

En Alicante Urbana diseñamos y construimos edificios y residenciales que superan los estándares exigidos en las distintas normativas de aislamiento térmico para minimizar el consumo de energía, con el objetivo de actuar contra el cambio climático y mejorar el confort de las viviendas. Con nuestra acción contribuimos a utilizar la electricidad y los combustibles de manera eficaz y responsable. Estamos convencidos de que hasta los más pequeños gestos para potenciar la eficiencia energética son el camino para utilizar mejor los recursos y conservar el planeta.

Deja una respuesta